Recetas sanas con alubias (Aptas para veganos)

Recetas sanas con alubias (Aptas para veganos)

Categorías : Alimentación

La mal llamada ‘proteína de los pobres’ es un alimento estupendo con el que cuidarte y disfrutar de estas últimas semanas de frío. Las legumbres nos aportan miles de beneficios que, bien combinados con otros ingredientes, nos suman salud y nos ayudan con la línea. Son tan buenas que se recomienda consumirlas un mínimo de 2 raciones por semana. Además, existe una gran variedad de leguminosas con las que variar: alubias, lentejas, garbanzos… incluso altramuces y soja, y todas ellas entran dentro de esta definición, pero hoy hablamos de las alubias (de las blancas, concretamente) y de cómo prepararlas para sacarles el máximo partido en cada plato.

A diferencia de lo que la gran mayoría cree, las legumbres son bajas en lípidos y solo se convierten en un plato calórico y poco recomendable cuando se combinan con embutidos, carnes rojas o grasas. Otra mala fama que han acarreado siempre es la de provocar digestiones pesadas y flatulencias. Pero eso únicamente se debe a errores típicos en su remojo y cocinado.

Si prefieres mantener los beneficios intactos de este ‘super alimento’ y, al mismo tiempo, acentuar su delicioso sabor, solamente tienes que añadirle algunas verduras que ayudarán a absorber los ya abundantes beneficios de las alubias: Mucha fibra, potasio, calcio, hierro, yodo y fósforo. ¿Quieres tener en tu despensa este tesoro nutricional u ofrecérselo a tus clientes en el menú del día? Aprovecha los últimos días de la oferta que tenemos este mes.

Sigue la receta y prepara unas alubias sanas y deliciosas aptas incluso para veganos:

Ingredientes para hacer alubias blancas sanas (4 personas):

  • 400g de alubias blancas
  • 1 pimiento rojo y 1 pimiento verde
  • 1 cebolla mediana
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • Sal, pimienta, 1 hoja de Laurel
  • Medio vaso de Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración de alubias blancas sanas:

  • Uno de los pasos más importantes es dejar la noche anterior las alubias a remojo. Así las rehidratamos y acortamos el tiempo de cocción. Las cubrimos muy bien con agua con unos 2 o 3 litros de agua para esas cantidades. Puedes añadirle un chorro de vinagre de manzana al agua para facilitar la digestión.
  • A la mañana siguiente las alubias estarán mucho más blandas. Las echamos a la cazuela y le añadimos el agua donde han estado en remojo. Si quieres que queden muy caldosas, cubre unos dos o tres dedos de agua por encima de las alubias. Si te gustan más secas solo necesitas cubrirlas un dedo por encima.
  • En este punto añadimos el resto de ingredientes: pimientos, cebolla y el puerro cortados, ajos pelados y enteros y el aceite de oliva.
  • Dejamos cocer a fuego lento tapadas. El fuego lento harán las alubias más digestivas ya que ayudarán a deshacer los azúcares y los oligosacáridos que dificultan la digestión. El tiempo exacto varía según el tipo de alubia, pero ronda los 45-60 minutos. En olla exprés tardarían unos 18 minutos. A mitad de cocción puedes añadirle un buen chorro de agua fría si quieres conseguir un caldo más espeso.  Al final de la cocción le añadiríamos la sal y la pimienta al gusto. ¡Y a disfrutar!

Share

Añadir un comentario

 (con http://)